lunes, enero 05, 2009

Esa ha sido siempre, mi tortura

Dice un viejo proverbio
que en el amor y la guerra
esta todo permitido.
Dice otro viejo lema
que amar es dar mucho y pedir poco
y yo debo ser mas que ingenuo
aunque haya quien piense
que la ingenua es ella
ya, lo se, como tambien dice
el refrenero, todo es segun el color
del cristal con que se mira.
Para el caso, hoy he visto el amor
como un campo de batalla
donde se libra esa lucha enigmatica
entre la verdad, de ella, y la mia
que es mas bien mentira.
Y ahi en ese tablero, perdí
jaque el rey me hicieron
en un enroque cabalistico
salpicado de razones
de las que no discutire ni una
atrapado me di, y por fenecido
pero me ha costado asumir
tanto como he perdido.
No solo perdí el amor
perdí tambien mi autoestima
incluso sali derrotado
pues mi corazon se agrietó
tan dura y profundamente
que ya dudo de su cura
mantuve una esperanza
pelee por mi cordura
ahora ya nada sirve
nada vale, asi es la vida
y ya no estoy para juegos
solo para seguir mi ruta
alla donde me lleve, si es que
llego a alguna parte, esa duda
viajara conmigo.
Estoy cerrando capitulos
no digo que se acabe la escritura
pero si que ahondare en mi mismo
no para conocerme, sino
para reconstruirme, hacerme mejor
si es que es posible.
HOy tengo la cabeza gacha
pues se que en un corazon aun late
amor por mi, pero es diferente
yo siempre crei algunas cosas
dar mucho, pedir poco
y jamas he pedido mucho, creo
pero puedo equivocarme,
eso es bien cierto
si mi egoismo fue el culpable
lo maldigo por vacío y cutre
y si fue por otras cosas
que creo que va a ser eso
me maldigo igualmente
no hace falta ninguna bruja
nadie me castigara mas que yo
esa ha sido siempre mi tortura